diario

ARTE Y POLÍTICA

Leo, y no es la primera vez, que alguien, más o menos conocido por su trabajo artístico dice: “NO SE PUEDE POLITIZAR EL ARTE” y una vez más me quedo boquiabierta e intento comprender desde donde se puede decir con tanta rotundidad algo que niega una verdad objetiva y empíricamente demostrada. Para empezar la palabra POLÍTICA viene del latín y significa “ LA ACTIVIDAD HUMANA TENDENTE A GOBERNAR O DIRIGIR LA ACCIÓN DEL ESTADO EN BENEFICIO DE LA SOCIEDAD AL BIEN COMÚN. Por otra parte “el arte” o “ARTE”, en cualquier de sus expresiones es siempre hijo de su tiempo, de los tiempos que le toca reflejar o combatir y por tanto comparte, le guste o no, el ADN de ese momento en concreto. Ninguna expresión artística se puede dar en el vacío porque en su dinámica esta el “hacer para los otros” y por tanto cualquiera que se dedique al ARTE, por mediocre que sea su trabajo, esta compartiendo una decisión política o cuanto menos un momento político en concreto. Si además miramos el significado de la palabra ARTE que es: “CUALQUIER ACTIVIDAD O PRODUCTO REALIZADO POR EL SER HUMANO CON UNA FINALIDAD ESTÉTICA Y COMUNICATIVA, MEDIANTE LA CUAL SE EXPRESAN IDEAS, EMOCIONES O, EN GENERAL, UNA VISIÓN DEL MUNDO, A TRAVÉS DE DIVERSOS RECURSOS, COMO LOS PLÁSTICOS, LINGÜÍSTICOS, SONOROS O MIXTOS” más nos damos cuenta que “el Arte” nace no solo como una necesidad de expresión personal sino como una reflexión social y “LO SOCIAL” es la hermana melliza de la POLÍTICA . Reconozco que me sorprendo aún mas cuando esta declaración viene hecha por un actor -puedo entender que en algunas expresiones artísticas en las que no hay una comunicación verbal explicita; composiciones musicales o vanguardias pictóricas en donde la impresión sobre el otro es solamente emotivo, uno no sea tan consciente de su ser expresivo “político”- pero cuando uno vive de las “palabras” de “contar historias” que es el oficio del actor, es inútil esconderse de su función política: siempre se está eligiendo, el mismo acto de no elegir ya es una elección. A lo largo de la historia, de una forma explicita o velada por temor a represalias siempre ha habido grandes artistas, que nadie pone en duda que lo son, que elegían su respuesta a un momento político. Ahí está el inmenso SHAKESPEARE, BERTOLD BRECHT, MILLER pero ¡hay tantos en todas las artes¡ y ¿donde dejamos EL GUERNICA de PICASSO? Creo que en estos tiempos tan convulsos y muchas veces desgarradores porque ya nada, con las redes sociales, queda oculto, han surgido unos nuevos seres “pusilánimes” que viven con el temor de provocar con sus actos y más aun con sus palabras no gustar a todos y que siempre giran la cabeza cuando hay que exponerse de verdad y no saben cuanto se están perdiendo porque parte de lo divertido de ésta vida está en “tomar partido” una expresión muy popular que lo dice todo. Pienso también que "idiota" viene del griego y realmente su significado es “una persona que no se interesa por la política”. Y yo no quiero ser idiota, quiero equivocarme, pensar, exponerme, ayudar. Ponerme en el lugar también de los perdedores.

laura cepeda